Técnica para caminar en la montaña

El senderismo y el campismo son una manera estupenda para explorar la naturaleza, Sin embargo es recomendable tener cierto nivel físico antes de salir, así como llevar ropa y equipo adecuado. Caminar en la montaña requiere habilidad, seguir la técnica correcta te ayudara a moverte con mayor eficiencia y de manera segura.

A continuación aprenderás las técnicas básicas para caminar de manera segura y eficiente durante los trayectos en casi cualquier tipo de terreno; Toma nota y ponlo en práctica en tu próxima expedición

Encuentra el ritmo
Ya sea que vayas en grupo o en solitario, deberás encontrar y seguir un ritmo. Puedes empezar la marcha con un ritmo “lento” para que el cuerpo se comience acoplar al movimiento, la velocidad se puede aumentar de manera gradual. Toma breves descansos para hidratarse, revisar la zona y verificar que la ruta sea la correcta. Recuerda que si se camina en grupo los miembros deben conocer el camino para seguir un ritmo óptimo para todos.

Técnica de ascenso
Lo primero que debes hacer antes de iniciar el camino en una pendiente es ajustar la mochila de campamento, todas las correas y cintas deben estar debidamente sujetas al cuerpo –Pecho y riñones-. La técnica de ascenso consiste en inclinar el cuerpo ligeramente hacia el frente, mantén un ritmo constante, los pasos –zancadas- deben ser cortos. Recuerde utilizar bastones durante el trayecto.

Técnica de descenso

Realizar un descenso puede provocar mucha tensión en los muslos, las rodillas y los tobillos; sobre todo cuando llevamos en la espalda una pesada mochila. Debes tener mucho cuidado de no llevar mucha velocidad para no perder el control –equilibrio-, utiliza bastones para senderismo y ajústalos con una altura superior a la cadera. Mantén un ritmo uniforme. Para liberar la tensión se puede optar por caminar en zigzag siempre y cuando la ruta lo permita.

Cruzar una zona rocosa
Uno de los terrenos más desafiantes para cualquier excursionista es el pedregal: Un manto de piedras que se deslizan al pisarlas y que convierten los ascensos y descenso en una situación difícil y en muchos casos agotadora. Para atravesar un terreno como este se debe seguir una ruta en zigzag, caminando de lado y dando pequeños pasos para comprobar la estabilidad.

  • Ascender un pedregal -¡Recuerda utilizar casco para cruzar este tipo de terrenos!- Debes hace pequeños pasos, clavando las puntas de los pies en el suelo para comprobar la estabilidad antes de colocar todo el peso. Otra alterativa es caminar con los pies abiertos hacia afuera con el peso en la parte interior de cada pie.
  • Descender un pedregal De pequeños “saltos” para bajar la ladera, mantenga el equilibrio. A medida que se gana impulso y ritmo, deberá clavarlos talones en el suelo y deslícese en cada paso. –Ojo nunca debes inclinarte hacia adelante-. Si llegaras a perder el equilibrio, utiliza los brazos para sujetarse y recuperar la marcha. Relaja las rodillas y continua con el descenso.

Toma en cuenta
Cualquier expedición a media y alta montaña implica conocimiento y equipo adecuado. Utiliza bastones para caminar, te ayudaran a mejorar el equilibrio, distribuirán el peso de la mochila en cuatro puntos y serán excelentes para caminar por la noche. ¿Cruzas un camino rocoso? Por seguridad siempre debes ponerte un casco.

Los comentarios estan cerrados.