Ranita meridional (Hyla meridionalis)

Anuro (anfibio sin cola en estado adulto) pequeño (menor de 6,5 cm de longitud total) y con aspecto de ranita de piel lisa de color verde brillante. Presenta una franja oscura desde las narinas (orificios nasales) o los ojos hasta la base de las extremidades anteriores. Posee discos adhesivos en los extremos de los dedos (carácter diferencial) que utiliza para trepar por la vegetación. La larva (hasta 4 cm de longitud total) posee una cola cuya cresta dorsal resalta por ser muy alta, comenzando a la altura de los ojos y acabando en una punta aguda.

DÓNDE VIVE (HÁBITAT)

Especie con preferencia por juncales, zarzales, eneas, cañaverales y vegetación arbustiva que rodea a charcas, lagunas y cursos fluviales. Puede alejarse algo del agua, siempre que exista suficiente vegetación protectora. Para reproducirse utiliza sobre todo charcas temporales y prados encharcados.

CÓMO VIVE

Rana de costumbres principalmente crepusculares y nocturnas, aunque durante el periodo de reproducción se vuelve más diurna. Exceptuando la época de reproducción, en la que acude al agua, es una especie muy trepadora, que permanece la mayor parte del tiempo encaramada a la vegetación y fuera del agua. La dieta de los adultos se basa en invertebrados artrópodos. Las larvas son básicamente herbívoras.

CÓMO SE REPRODUCE

El celo tiene lugar principalmente de marzo a mayo. Los machos forman ruidosos coros en las charcas para atraer a las hembras. Durante el acoplamiento la hembra puede depositar varios cientos de huevos que simultáneamente, en el momento de la puesta, fertiliza el macho. Pocos días después nacerán las larvas, que se tardarán unos tres meses en convertirse en pequeñas ranitas.

GRADO PROTECCIÓN – AMENAZA (CATÁLOGO)

Está incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Puede haber desaparecido en muchas zonas por la pérdida y degradación del hábitat.

ESPECIES SIMILARES (SE PUEDE CONFUNDIR CON…) 

. Su aspecto adulto, con su piel lisa y verde brillante, así como los largos dedos acabados en discos adhesivos, la hacen inconfundible. Los renacuajos pueden confundirse con las larvas jóvenes de sapo de espuelas, por su aspecto globoso y la alta cresta caudal, aunque estas últimas alcanzan mayor tamaño y poseen la boca con un pico mayor y numerosos dentículos.

FOTOS

Fotografías: Propias.
Más Info:rutas@derutasporlanaturaleza.es

Los comentarios estan cerrados.