¿Móvil en la montaña?

 

DCIM100GOPROGOPR0917.JPG

Llevar un  móvil en cada salida es esencial; han sido pocas las ocasiones en que lo he tenido que utilizar. Sin embargo los expertos aconsejan que no deben faltar en nuestro equipo nuestro equipo.

Lo primero que debes tratar de hacer con él, es realizar una llamada de auxilio. En caso de que no funcione o te hayas quedado sin batería puedes poner en práctica alguno de los siguientes consejos:

Brújula

Absolutamente todos los móviles cuentan con una pequeña bocina (altavoz) la cual cuenta con un pequeño imán que nos será bastante útil para improvisar una pequeña brújula para localizar el norte. Ya con el móvil  desarmado lo que debes hacer es buscar un trozo alambre (no cobre) pasa una parte por lo menos en 20 ocasiones sobre el imán. Coloca el trozo de alambre sobre alguna hoja y pon estos juntos en algún estanque de agua, recuerda que no debe tener movimiento el agua. De esta forma sabrás hacia donde queda el norte.

Señales de emergencia

Muchos de los teléfonos móviles contienen una capa metálica en la parte de atrás de la pantalla. Esta nos será bastante útil para hacer señales de supervivencia. Este tipo de reflejos se puede apreciar a kilómetros de distancia.

Lanza

La placa de circuitos (generalmente donde se ubica el teclado) puede ser una herramienta de supervivencia bastante necesaria, ya que es resistente, dura y hasta “filosa”. El circuito puede usarte como “cuchillo” para raspar un poco de leña para conseguir fina “yesca” que se utilizara para iniciar una fogata, o bien, para improvisar una lanza que deberá sujetarse a una rama utilizando cables del mismo teléfono móvil (en caso de no contar con cuerda).

Fuego con la lupa

Si tu teléfono móvil  cuenta con una cámara, seguramente tendrá un pequeño lente, bien pues este podrá funcionarnos para tratar de iniciar una fogata. Eso si necesitas un día bastante soleado, pero sobre te hará falta mucha paciencia.

Fuego con la batería

Probablemente la pieza más valiosa de un teléfono móvil  roto para un sobreviviente es la batería. Casi cualquier batería puede ser utilizada para generar una chispa. El fuego puede ser utilizado en una situación de supervivencia para pedir ayuda, hervir el agua, regular la temperatura corporal central, fabricar herramientas, defenderse de los depredadores, y cocinar los alimentos. Antes de intentar hacer esto asegúrate de tener cerca suficiente yesca y leña. Lo que debes hacer es buscar un trozo de alambre del mismo teléfono móvil  y conectar el polo positivo con el negativo, inmediatamente veras como toma un pequeño color rojo, aquí debes colocar la yesca para iniciar la fogata.

Conclusión:

En la supervivencia siempre debes analizar las prioridades, siempre dependerán de cada situación. El teléfono móvil puede ser tu herramienta pasa dar aviso a las autoridades o familiares sobre tu situación pero en caso de que ya no funcione o se encuentre sin batería puedes darle los usos antes mencionados.

Los comentarios estan cerrados.