Monumento Natural Los Órganos de Despeñaperros

DSC_0148

Este Monumento Natural es uno de los lugares más destacados del Desfiladero de Despeñaperros, donde se alzan un conjunto de enormes columnas de roca que se asemejan a los tubos de un órgano de una gran catedral. Aumenta la belleza de este paraje el contraste cromático del gris de las rocas con el intenso amarillo y anaranjado de las diferentes especies de líquenes que aquí sobreviven.

Desde el cercano mirador se puede contemplar este monumento, cuyo origen es sorprendente. Hace 500 millones de años toda el área estaba cubierta por el mar, aunque con poca profundidad, por lo que fue rellenándose de arenas y arcillas traídas por los ríos que allí desembocaban desde la meseta ibérica. Fue hace 300 millones de años cuando las fuerzas de la tierra hicieron emerger estas tierras y desde entonces, la erosión del río, las lluvias y el viento han ido esculpiendo el relieve, creando hermosas formas como estos órganos. Sobre estas rocas, encinas, alcornoques y matorral han encontrado su sustrato, formando un bosque mediterráneo en el que habitan ginetas, garduñas y numerosas rapaces.

El Desfiladero de Despeñaperros ha sido lugar de asentamiento de muchas civilizaciones. En este Monumento, el hombre prehistórico dejó un importante legado en forma de pinturas rupestres. Restos de otras civilizaciones, como la Íbera, se pueden contemplar en el Collado de los Jardines. Muy cerca, está la aldea de Tolosa, donde tuvo lugar la conocida como Batalla de las Navas de Tolosa, punto de inflexión en la conquista cristiana sobre el dominio musulmán. También estas tierras fueron escenario de hechos destacados en la Guerra Civil española y de la Independencia frente a los franceses.

DSC_0179 2

Texto: Junta de Andalucia.

Fotografias: Propias.
Más Info: rutas@derutasporlanaturaleza.es

 

Los comentarios estan cerrados.