Ave del año 2018 “Lechuza común (Tyto alba)”

dsc0304

¿Cómo soy?

Nocturna y conocida por muchos gracias a películas o cuentos, soy una rapaz de tamaño medio y aspecto esbelto. Mi plumaje claro me diferencia muy bien de otras aves nocturnas por todo el territorio, ya que estoy repartida por todo el país con hasta tres subespecies: alba, que ocupo toda la Península, Baleares, los enclaves norteafricanos y las islas Canarias occidentales; gracilirostris, en Fuerteventura, Lanzarote y Alegranza; y guttata como invernante y, excepcionalmente, como reproductora.

¿Qué amenazas tengo?

Aunque mi presencia en núcleos rurales era casi un elemento incondicional, estoy dejando de estar en muchos pueblos, iglesias o caseríos por la radical transformación de los hábitats y el despoblamiento rural. Mis principales amenazas son los cambios de cultivos, las concentraciones parcelarias, el empleo masivo de pesticidas y rodenticidas y la pérdida de enclaves de nidificación.

¿Por qué tengo que ser ave del año en 2018?

Porque soy una de las aves nocturnas con mayor declive detectado con el programa Noctua y en la región mediterránea sur, mis poblaciones se han reducido a la mitad. Mi situación es alarmante y pone de manifiesto muchos problemas de conservación en los que se deben tomar medidas urgentes para mi especie y muchas otras.

Te cuento una curiosidad

Ser de la familia del ave protagonista de una de las sagas más famosas de la literatura, está provocando el comercio ilegal de mi especie y de otras rapaces nocturnas.

Los comentarios estan cerrados.