Epílogo a Muxía y Fisterra: Muxía – Finisterre

  • Longitud: 29 Km
  • Tiempo estimado: 7 horas
  • Dificultad: Media
  • Altitud Minima: 0 m
  • Altitud Máxima: 248 m
  • Recomendaciones: No abandonar   basura.  Evitar encender fuego. Respetar el entorno natural del  camino.  No molestar a las gentes del lugar.

Un camino ancho desciende hasta la siguiente aldea: Xurarantes (Km 24,7). A la salida cogemos una pista vecinal y pasamos junto a la fuente de Bico. De inmediato, al llegar a la carretera, hay otro aprieto con las señales. De frente, unas flechas animan a internarse por una senda. Ésta baja directa hasta la playa de Lourido tras un corto tramo de dunas, pero una vez allí hay que subir sin remedio hasta la carretera. El itinerario oficial, la opción que recomendamos, sigue la carretera y bordea la playa por encima (Km 26,1). No hay pérdida.

DSC_1049

Algo más de un kilómetro después de Morquintián viene un punto con doble señalización. ¡Atención! Al llegar a un cruce hay una bifurcación: un mojón oficial guía a la izquierda hacia una variante que más adelante no está señalizada. Lo más prudente es continuar hacia la derecha siguiendo las flechas amarillas pintadas sobre el asfalto. A 350 metros el itinerario se desvía por la izquierda y ya toma un camino despejado que sube hasta las inmediaciones del Facho de Lourido, la cota más alta de la etapa a 269 metros. Se trata de un tramo muy tendido pero a estas alturas de etapa ya empieza a pesar. La voz gallega facho viene a significar la hoguera y el lugar o atalaya donde se enciende para avisar sobre algún peligro (Km 22,4).

Tras un breve rodeo por camino entroncamos por una pista asfaltada que nos dirige hasta Frixe (Km 15,8), donde se ha habilitado un local cubierto con máquinas expendedoras, con mesas y baño. El grueso de la población queda a mano derecha y torcemos a la izquierda para tomar una pista entre un pinar. Más adelante cruzamos una carretera  y retomamos la pista hasta Guisamonde (Km 18,2). Aquí vuelve el asfalto y continúa, en subida, hasta la casa de López y un crucero y fuente que nos dan la bienvenida a la parroquia muxiana de Morquintián. El trazado no visita directamente la iglesia de Santa María y prosigue por la carretera vecinal.

El itinerario deja Lires y baja al río Castro. Hasta comienzos de otoño de 2010 los peregrinos debían salvarlo por unos trancos de piedra pero construyeron un puente poco agraciado que salva este punto conflictivo. Manuel Vilar Álvarez en su Viaje al fin de la Tierra recuerda que “la toponimia en esta zona hace clara referencia en el pasado al cruce del río en barca: Agra das Barcas y Agra de Tras das Barcas Vellas”. El otro lado del cauce ya pertenece al Concello de Muxía y, ojo, a setenta metros el Camino se desvía a la izquierda y visita Vaosilveiro (Km 14,5).

Retomamos la bajada a Lires pegados al río y por buenos tramos sombríos. De camino a esta parroquia de Cee debemos prestar mucha atención a la señalización. A la entrada de Lires vemos el templo de San Estevo de principios del siglo XVII y superado éste viramos a la derecha junto a una casa rural. Recorremos en subida la población y dejamos el desvío al bar a la derecha.

En esta aldea liga la variante que viene desde la playa de Rostro y podemos ver el Atlántico precedido por cultivos de maíz y pinares. Justo a la salida nos internamos por una senda excavada entre los helechos que divide las lindes de pinos, un tramo precioso que termina en Canosa, donde tenemos un merendero (11,8).

Dando un pequeño rodeo pasamos por Escaselas (Km 2,8) y llegamos hasta Hermedesuxo de Baixo, que vemos a mano izquierda (Km 3,6). En este punto el camino oficial se desvía a la derecha hacia San Salvador, aunque algunos peregrinos continúan recto por la recta asfaltada. Es la conocida variante de Rostro. Enlaza en Padris y aunque es más corta no merece mucho la pena porque rueda siempre por asfalto. En el último tramo se ve el arenal de Rostro, casi siempre a través de los pinos, pero no se pisa la playa en ningún momento.

El oficial visita San Salvador y remonta por bosque hasta Rial (Km 6,3) para bajar a Buxán (Km 7). Posteriormente se dirige hacia Suarriba, a mano derecha (Km 7,9), y Castrexe (Km 8,6) . Por pista de concentración se acerca hasta Padrís, última de la serie de aldeas pertenecientes a la parroquia fisterrana de Sardiñeir

Finisterre

Este no es el fin, aún debemos ascender hasta el Faro. Tras el albergue pasaremos junto a la capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso, iglesia barroca de 1743 situada en la plaza de Ara Solis. El crucero muestra a Cristo crucificado y a la Virgen del Socorro. Ya en la carretera de acceso al Faro se encuentra la iglesia de Santa María das Areas, su origen se remonta al siglo XII. Alberga la talla gótica del Cristo de Fisterra, una imagen envuelta en leyendas. Tiene Puerta Santa y un Santiago Peregrino del siglo XVII.

DSC_1147

El ascenso por carretera es bastante llevadero y a mitad de la subida veremos una moderna escultura de un peregrino medieval. El mojón de los 0 kilómetros nos da la bienvenida al entorno del Faro.

DSC_1341

Fue construido en 1853 en base al diseño de Félix Uhagón. El edificio de la entrada se conoce como La Sirena y es de 1889. En él se aloja el Centro de Información Turística gestionado por la Asociación Neria de la Costa da Morte. Los pueblos prerromanos ya adoraban al sol desde este punto geográfico tan sugerente. Verlo esconderse bajo las aguas del océano es un espectáculo único y el remate de toda una peregrinación hasta el final de la Tierra.

DSC_1273

Texto: http://caminodesantiago.consumer.es/
Fotografías: Propias
Más Info: rutas@derutasporlanaturaleza.es

 

 

 

 

Los comentarios estan cerrados.