El Empedraillo (P. N. Despeñaperros)

 

• Trayecto.

Circular

• Longitud

8,3 km

 

• Tiempo estimado

3 horas y 40 minutos

 

• Dificultad

Baja

 

• Tipo camino

Pista, carril o senda

 

• Paisaje/vegeTación

Relieve de media montaña con pendientes moderadas. Amplias extensiones y panorámicas de monte mediterráneo. Arroyos con caudales irregulares. Cascada o Salto del Fraile. Caminos históricos empedrados.

sin-titulo-1


El Empedraillo 

Se nos ofrece, con este sendero señalizado, la oportunidad de recorrer un camino repleto de historia y naturaleza. Nos adentraremos en parajes cubiertos de monte mediterráneo, rasgados por arroyos que dan de beber a ciervos y otros muchos animales y agraciados con saltos de agua y otros accidentes geográficos que componen placenteras vistas.

Caminaremos sobre empedrados de origen medieval y podremos reconocer lugares donde acamparon y lucharon los ejércitos que se enfrentaron en la crucial batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

Miranda del rey

Continuando unos ciento cincuenta metros por la carretera JA-7102, que nos ha llevado a Miranda del Rey desde la autovía A-4, encontraremos un cruce de caminos que es donde iniciamos nuestro sendero. Tomaremos en el mismo el que sale a nuestra derecha, rumbo al norte. Inmediatamente pasaremos por una pequeña urbanización y, dejándola atrás, nos encontraremos entre dehesas y monte bajo, más o menos aclarado, con encinas de diferente porte.

El arroyo del Hornillo es afluente del Bañas, y este del río de la Campana, en el que aguas abajo se encuentra La Aliseda, uno de los lugares más emblemáticos del entorno del parque natural.

Tras un kilómetro de recorrido alcanzaremos el punto donde comienza la parte circular del sendero, que haremos en el sentido de las agujas del reloj. Tomaremos, por tanto, a la izquierda en el cruce para acercarnos al arroyo del Hornillo, junto al que iremos durante un buen trecho. Cruzaremos el límite del parque natural unos cuatrocientos metros aguas arriba del arroyo, marcado por un cortafuegos que atraviesa perpendicularmente el valle.

A la vera del arroyo disfrutaremos del sosiego que inspira el paraje, en el que fresnos y pinos dan sombra a las aguas. Con suerte podremos ver algún ciervo o jabalí acercándose a abrevar en el cauce.

Por caminos históricos

Continuamos subiendo entre pinos, pasando un cruce de caminos a unos novecientos metros del cortafuegos. En setecientos metros más de camino, alejándonos ya del arroyo, llegaremos a las inmediaciones de la casa de El Hornillo, donde realizaremos un brusco giro a la derecha. De la casa, a algo más de cien metros, queda poco más que ruinas junto a bancales antiguamente cultivados donde sobreviven algunos nogales. Además, se conservan restos de balsas utilizadas para la obtención del ládano de las jaras (sustancia utilizada para fijar pinturas y perfumes), que permanecieron activas hasta bien avanzado el siglo XX.

Retomamos el sendero por la derecha en as- censo por un bosque de pinos, hasta que llegamos a un nuevo cruce que tomaremos a la izquierda. Doscientos cincuenta metros más adelante llegamos a una bifurcación des- de la que haremos un pequeño bucle que nos llevará al Empedraillo , que da nombre al sendero y es como se le conoce a un tramo empedrado de unos cien metros de longitud y unos tres de ancho,que suele tenerse por una calzada romana, aunque en realidad parece ser parte de un camino de origen medieval.

_dsc0147

Salto del fraile

Dejamos el collado para seguir nuestro camino. Siguiendo las indicaciones podremos ver, desde un pequeño mirador , el Salto del Fraile o de La Graja, una impresionante cascada en el arroyo del Rey entre rocas metamórficas coloreadas por líquenes y un bosque mediterráneo formado por quejigos, encinas, madroños, enebros, olivillas y otras muchas plantas que se benefician de una mayor humedad relativa.

Retomamos el sendero en ligero ascenso entre las jaras y algún alcornoque, se llega a un paraje desde el que se domina la llamada Mesa del Rey, en la parte alta del mismo cortafuegos que ya atravesamos anteriormente, que es el lugar donde acamparon tropas cristianas que batallaron en las Navas de Tolosa.

Bajaremos, a continuación, hasta el punto donde se cierra el recorrido circular del sendero, y desde allí volveremos al lugar donde lo iniciamos, en el cual también lo finalizamos .

Fotografías: Propias.
Más Info: rutas@derutasporlanaturaleza.es

 

Los comentarios estan cerrados.